Ochenta días de mayo


Busca las 10.000 pequeñas diferencias:




De la primera imagen a la segunda han pasado ochenta días: los que van del 15 de mayo y la gente saliendo a protestar por la situación y pedir un cambio, al 4 de agosto y la declaración indisimulada, con palabras y con hechos, de que la Constitución es papel mojado, la democracia, otra cosa, los políticos, una casta que avergonzaría a los señores feudales del medioevo (al menos, aquellos tenían la creencia de que su posición conllevaba unas obligaciones hacia sus gobernados), y nuestra situación actual, una bastante similar a la de hace cuarenta años, camuflada bajo una mano de pintura que se está descascarillando y ya ni se molestan en remozar.


(Estoy cansado para hacer un repaso detallado. Si has vivido en una cueva estos ochenta días y no sabes de qué estoy hablando, puedes echar una ojeada a las anotaciones día a día de Jesús en Malasaña en pruebas, opiniones que suscribo y hechos de los que doy fe, pues allí estuvimos desde el primer momento.)


El paréntesis anterior, en cuanto al histórico. ¿Lo más reciente, ahora mientras escribo? Esto, o esto. En el centro de Madrid.


¿Mi estado de ánimo? Voy a citar a otro amigo: «A lo mejor se está acabando la hora de recibir como si fuéramos sacos. A lo mejor hay que empezar a pensar que toda esa mierda hippie de que “devolviendo los golpes se pierde la razón” beneficia sobre todo a los que están dando leña cómodamente a gente que no se defiende. A lo mejor el problema es que esta gente sólo entiende sus propios métodos. A lo mejor está llegando la hora de empezar a repartir».


Me pregunto qué va a pasar cuando nos juntemos un número suficiente pensando que para qué vamos a debatir si podemos resolverlo a hostias.


G

Anuncios

6 Responses to Ochenta días de mayo

  1. Grijan dice:

    Sé que me van a caer chuzos por decir esto, pero no puedo callarlo. Los “indignados” han estado en Sol hasta hace dos días. Ocupando la plaza como si fuera suya, cuando en realidad es de TODOS los ciudadanos. Ellos tienen derecho a manifestarse, por supuesto, pero los vecinos también tienen derecho a pasar libremente por la plaza, y los comerciantes a vender (pensad: si cierra un comercio por las ventas y la dependienta se va a la calle, ¿quién lo va a pasar peor, los “indignados”, el dueño, o la misma dependienta?).

    Por eso, en esta Democracia, el derecho a manifestarse está regulado: hay que pedir permiso al Ministerio del Interior para hacer un uso ordenado de la vía pública, que es un bien común. Cosa que los “indignados” no han hecho. Se les ha estado permitiendo romper la ley durante 78 días, y cuando los mandan al orden, protestan. Claro, que eso es justamente lo que llevaban buscando desde que se asentaron.

    Yo sí estoy indignado… con ellos.

  2. chus dice:

    “A lo mejor hay que empezar a pensar que toda esa mierda hippie de que “devolviendo los golpes se pierde la razón” beneficia sobre todo a los que están dando leña cómodamente a gente que no se defiende”

    A lo mejor lo que hay es que recordar que los provocadores de acuerdo con la policía, en Barcelona y Valencia, buscaron precisamente que la gente devolviera los golpes. A lo mejor hay que pensar que eso nos da una idea muy clara de qué actitudes hacen pupa a quienes mandaron a esos provocadores y cuales no. El pacifismo en estas movilizaciones no es solo una consideración ética, sino fundamentalmente práctica

  3. gorinkai dice:

    @Chus: Pensando racionalmente, sé que tienes razón. Entre otras cosas, la táctica de los provocadores es viejísima y caía por su peso que sería una de las que se iban a utilizar. No obstante, la cuestión me sigue preocupando. De la gente que recibe leña, algunos se reafirman en su postura, otros deciden que no volverán a acercarse por ahí… y otros acabarán resentidos y, ya con la piel curtida, la próxima vez que se vean en esa situación es posible que el cuerpo les pida bastante devolver los golpes recibidos. Otra reacción también bastante instintiva y perfectamente comprensible es la de aquel que puede mentalizarse para aguantar sin devolverlos los golpes que recibe, pero es otro cantar si ve que se los pegan a alguien a su lado (pareja, amigo, alguien sencillamente más débil…).

    Sé la importancia y la necesidad de no caer en provocaciones y seguir aguantando, pero si presionan y presionan y presionan se van a acumular los casos de “el cuerpo pide devolverlas”. Que eso es justamente lo que parecen buscar (está bastante claro), y lo que me temo es que en el momento en que alguien no resista la tentación se va a provocar una reacción en cadena. Espero equivocarme, pero no podemos negar que la posibilidad existe, por poco deseable que sea. Con esa idea en mente redacté la última frase de la entrada.

    @Grijan: Por mi parte, ningún chuzo. Como opinión tuya la respeto, aunque no esté de acuerdo: es cierto que la acumulación de gente protestando dificultaba el paso en ciertas ocasiones (que no ininterrumpidamente durante las 24 horas de todos esos días), pero a nadie se le prohibía pasar ni se le impedía acceder a los comercios, cosa que sí ha hecho la policía en este par de días. Además, desde el momento en que se levantó la acampada y sólo quedó una pequeña muestra y el puesto informativo, las dificultades de acceso y paso eran bastante inapreciables… Y habrían seguido siendo así de no ser por la decisión (juzgada errónea incluso por un sector de la policía) de limpiar a la brava los últimos restos. Para eliminar un problema que se estaba resolviendo por sí solo crearon otro mayor, y el tema de la carga de los antidisturbios anteanoche es algo que, además de injustificado, no se habría producido de no haber actuado con tanta torpeza en la plaza dos días antes.

    Sobre el tema del derecho a manifestarse habría mucha más tela que cortar, pero no quiero aburrir. Me limitaré a señalar que según mi punto de vista la propia legislación del tema manifestaciones es profundamente sesgada y está diseñada para que, con la excusa de que se mantenga el orden, sean lo más inocuas e inefectivas posible, y sólo está un paso por encima de la construcción de un “manifestódromo” cerrado para uso de quien quiera protestar y donde no molestará a nadie porque no lo verá nadie… y donde evidentemente tales protestas no servirían de nada. Me parece demasiada renuncia para una protesta cuyo contenido es precisamente quejarse de que la norma política es “mete un papel en una urna cada cuatro años y luego déjanos hacer sin meter las narices en lo que hacemos”.

  4. María dice:

    Me gustaría decirle a Griján que no sé los problemas personales que haya podido tener por la acampada en Sol, pero he pasado mucho por allí y en ningún momento he tenido el menor problema para transitar, bajar al metro o comprarme un abanico o una napolitana.

    No me compro un abanico todos los días, ni me doy un homenaje cada vez que paso por la puerta de cierta pastelería, pero en ningún momento nadie me ha impedido hacerlo.

    No sé si los comerciantes de Sol y alrededores han dejado de vender mucho, pero yo sí sé lo que he comprando en los alrededores de Sol en los días que ha durado la acampada: alguno de los productos que los acampados necesitaban y que desde luego no llevaba de mi barrio, donde habitualmente compro esos mismos productos.

    De los bares no digo nada porque entre curiosos e indignados alguna cañita de más ya caía.

  5. Ninovska dice:

    A lo mejor hay que recordar que quienes tienen la fuerza siempre están en el poder y si quieres emplearla contra ellos te estrellas seguro. Un poco pupa puedes hacer, mira ETA o el GRAPO lo las BRIGADAS ROJAS o el grupo terrorista que quieras. Todos igual de marginados y haciendo pupitas al poder, pero estrellándose personalmente.
    Opino, oye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: