Prohibido a los perros y a los fumadores


Estábamos avisados, es cierto. Como declaración (impuesta) de buenos propósitos para el año que comienza, todos vamos a dejar de fumar en casi todas partes. Desde el dos de enero, eso sí, que a ver quién era el guapo que imponía la ley el día uno. Es la conclusión de varios años de bandazos legalistas, políticas contradictorias cuando no directamente esquizofrénicas, un buen montón de hipocresías, y campañas de concienciación de lo más motivadoras.


Poco más o menos.


La medida ha sido recibida con gran alborozo por los antitabaco (iba a decir los no fumadores, pero entre estos queda gente razonable que intuye que algo no encaja). Por supuesto, aunque hay casos en los que tal actitud es comprensible, desde el asmático que se asfixia realmente si entra en un sitio con humo a la señora con serios problemas de migrañas, los cohetes más gordos se los he visto tirar a gente que en principio no sufre más que una incomodidad subjetiva, molestias cosméticas y casos extremos de fanatismo del converso. Un comportamiento «¡Ja! ¡Ahora os jodéis!» bastante incomprensible (¿jodernos de qué, disculpe usted?; creía que el tema era la salud, no el darle en los morros a nadie). Una actitud, en suma, de in defeat, malice; in victory, revenge que me ha sorprendido bastante en algunas personas y que por sí misma empieza a descalificar la bondad de la medida.


Pero da igual; ya podrán estar contentos. Activada la ley antitabaco más restrictiva de toda Europa, los fumadores tenemos vedado nuestro humeante acceso a más sitios que los perros. Guau.


Nadie se toma mal ese tipo de restricciones.


Lo que es innegable es que la nueva ley va a provocar un cambio de hábitos, y tengo curiosidad por ver cuánto tiempo tardan en verse los tiros que salen por la culata. Conozco a gente que se queja de que no puede quedar con los amigos en el bar o ir a una discoteca porque se les pega el olor a humo, y lo primero que ha dicho han sido cosas en la línea de «por fin podremos». Tengo noticias: cuando una legislación similar se implantó en el Reino Unido, el personal empezó a comprar de beber y a reunirse en casas de particulares donde poder fumar a gusto. «Mucho mejor —me dirán—, más sitio». Hasta que tu bar favorito cierre porque no le cuadran las cuentas (en el dicho Reino Unido, rondó la cosa el 10%; con la cultura social que tenemos aquí, a saber). De pubs y discotecas, mejor ni hablar; la inmensa mayoría de los cigarros que se encienden son para tener algo con que entretener las manos y no parecer un panoli, especialmente si intentas ligar. Lo normal es alternar cigarros con el vaso del cubata, así que preveo un ligero aumento de la ingesta alcohólica. Cuando alguien se queje por primera vez de que no se puede ir a las discotecas con tanto borracho que te vomita encima o monta el número, le recordaré amablemente que «tú lo quisiste, ajo y agua».


Vale; admito que en la última parte del párrafo anterior me pongo extremo (aunque tengo la manía de acertar). Pero en lo del cambio de hábitos, no. Y está claro que habrá cosas que no podrán seguir como hasta ahora, porque espero que nadie tenga el santo morro de decir que no puede ir a echar una partida al bar por culpa del humo, y luego se apunte a timbas en casas particulares donde haya quien fume. Espero que tengan la decencia de ser consecuentes. O por lo menos ser discretos, no quejarse y no recordar a los contertulios que antes se jugaba en bares.


Mascando chicle no es lo mismo.


Y por mucho que venga la ministra Pajín (esa chica que cada vez que abre la boca demuestra que no ha tenido que sudar el jornal ni cuadrar un fin de mes en su vida) diciendo que esto hay que verlo como una oportunidad y que seguro que los locales no pierden tanto, me temo que no tiene ni idea de lo que habla. Es más, tampoco debe de tener mucha idea de lo que significa la palabra compromiso. No estoy en desacuerdo con que se endureciera la legislación, pero de ahí a imponer la ley seca hay un trecho. Hubo propuestas razonables alternativas a la prohibición absoluta que contemplaban las objeciones que se planteaban (desde el gremio de hostelería salieron un montón, incluida la de crear zonas aisladas donde no tuvieran que entrar los camareros, cuyos pulmones se han usado como munición en esta guerra), pero para qué escucharlas. El ama de casa (perdón, la mujer trabajadora) que tiene cinco minutos para relajarse y echarse un pitillo mientras espera a que salgan los niños del colegio ya no puede fumar a nosecuantos metros de la puerta, aunque esta dé a una calle por la que pasan cincuenta autobuses apestando por el escape (sospecho que las problemáticas de este tipo también están fuera de la experiencia de Su Ministerialidad). Y podría hacer una lista enorme de casos en que la ley se pasa mucho de vueltas, pero para qué. El hecho de que en otros países de Europa con legislaciones duras hayan empezado a suavizar y dar marcha atrás en las restricciones más extremas tampoco cuenta; para ello sería necesaria la capacidad de observar e informarse antes de dictar consignas, y el concepto es un tanto alienígena para nuestros presuntamente bienintencionados gobernantes.


Seguro que no se estudiaron todas las opciones.


Pero, en fin, ya veremos. A mis compañeros del fumar les pido paciencia y educación; al paso que va la cosa, es cuestión de dar ejemplo de modales. Ya pasará la tontería y, entre tanto, para eso sabemos lo que son las leyes de la hospitalidad. ¡Nos vemos en nuestras casas!


G


P.S.: Lectura recomendada: “El último fumador”, de Yasutaka Tsutsui. Y que no me digan que exagero.

Anuncios

20 Responses to Prohibido a los perros y a los fumadores

  1. Breich dice:

    “Pero, en fin, ya veremos. A mis compañeros del fumar les pido paciencia y educación; al paso que va la cosa, es cuestión de dar ejemplo de modales. Ya pasará la tontería y, entre tanto, para eso sabemos lo que son las leyes de la hospitalidad.”

    Amén a eso. Pero el problema es que no sé a ti, pero a mi cada vez me sale más a menudo el colmillo de morder a la yugular cada vez que me tocan las gónadas, y últimamente es muy a menudo… Muy hartito estoy ya de aguantar y poner la otra mejilla, que al final resulta que los intransigentes somos siempre nosotros. Pero en fin, arrieritos somos…

  2. aspid dice:

    ahí, ahí.
    yo tuve hace un par de días un pifostio con una por internete, que me iba a arrancar los pelos y a dejarme calva, y al final va y me suelta: cuando yo fumaba…
    apaga y vamonos

    en este país el problema no es que los de arriba sean gilipollas, es problema es que ser gilipollas en este país, es poco clasista.

    buen año, sin humo, sin dinero, y espero que sinvergüenza para poder superar los tiempos que se avecinan.

  3. Grendel dice:

    En esta ley hay mucho de revanchismo y muy poco de justicia… y casi nada de izquierdas, pero esa es otra cuestión. Ayer lo comentaba con una amiga mía médico, la espeluznante hipocresía de los gobiernos en este asunto: no se deciden a prohibirlo porque a) los fumadores ingresamos un huevo de pasta al estado y b) cobramos relativamente poco si nos toca, pq el cáncer de pulmón te liquida bastante rápido. En suma, somos un buen negocio. La idea es que te tires toda la vida pagando y luego seis meses cobrando, como mucho, que no hay dinero para otras cositas. Sí, malpensados míos, es *exactamente* la misma idea de base para el tema de aumentar la edad de jubilación. Por supuesto, para aprobar una ley impopular no lo hay como usar el divide y vencerás, poniendo a media sociedad en contra de la otra media, y mientras tanto voy aprobando lo que se me pone en los cojones con el beneplácito del ignorante personal (los controladores van asintiendo con la cabeza, y murmurando frases del estilo “arrieritos somos”).

    Pero en fin, es lo que nos ha tocado con este gobierno “de izquierdas” que sólo se parece en la parte stalinista de las izquierdas (cualquier día empiezan las purgas, los jodíos) pero que para privatizar y en lo económico no le tienen nada que envidiar a la Thatcher. Vivir para ver.

    Por cierto, si yo fuera un hostelero al que obligaron a habilitar una zona de no-fumadores pagándola de mi bolsillo y sin una puta ayuda y subvención para que ahora no sirva para nada, estaría muy, muy cabreado. Pero que mucho.

    Pero claro, para radicales nosotros y para huevos los nuestros. Si vosotros, compañeros fumadores, queréis ser dóciles como cánidos y acatar la ley, adelante. Yo no. Conmigo no contéis. Yo soy una persona, pago lo mismo que cualquiera por mi consumición y no quiero tomármela en la calle como un perro, me da igual que sea verano que invierno (por no mencionar el hecho de que en ciertos sitios beber en la calle *también* es delito). Así que, lamentándolo mucho por el gremio hostelero, no vuelvo a pisar un bar mientras no deroguen esta ley. Y como dije ayer por Tuiter, el partido que prometa abolir esta cacicada buenrollista tiene mi voto. CUALQUIER PARTIDO. Como si es Fuerza Nueva, me da igual. Porque en lo que importa, la economía, da igual a quién votemos si después le van a decir de fuera lo que tiene que hacer, sea de derechas o de izquierdas, no? Así que por lo menos voy a votar a uno que no me estigmatize por mi vicio. Que hasta los yonkis van a terminar por ser mejor vistos que nosotros, copón.

  4. Dybbuk dice:

    A mí esta ley me parece una burla y una tomadura de pelo. Y no he fumado un pitillo en mi vida ni tengo intención de hacerlo, es una simple cuestión de lógica.

  5. Nac dice:

    Estoy completamente de acuerdo con todo y me sumo a los comentarios que lo mejoran.

    Con la venia, procedo a difundirlo.

    • Bardet dice:

      El absurdo: antes veías en un bar a alguien fumándose un porro (algo ilegal) y nadie le decía ni hostias, si acaso el camarero o el encargado del local. Ahora te encenderás un cigarro y la gente se te echará encima como perros rabiosos. Me ha soprendido que no menciones el “yo no me tengo que tragar tu humo” que emplean la mayoría de los fanáticos que orbitan alrededor mío y que no explica cómo puede ser esa una respuesta a “por qué no puede haber bares sólo para fumadores, y que especifiquen que sólo fumadores?”.
      Es una patada en los huevos a las libertades individuales con el consumo de algo que paradójicamente es legal, y que como alguien dijo por ahí consigue que si un no fumador entre en un bard e fumadores, evitemos gracias a la ley que tenga que ingerir humo por accidente. No leyó el cartel de la entrada, no se percató de que había humo dentro… /facepalm
      Comparto, estoy de acuerdo con todo. Voy a prepararme para el linchamiento (y yo no fumo casi)

  6. aspid dice:

    gorin, publica mi comentario, que yo no tengo problemas en discutir cual de las dos es más cabezota.

  7. shammael dice:

    Que conste que no se exactamente como va la ley antitabaco espaniola, pero mira que dudo eso de:

    “Activada la ley antitabaco más restrictiva de toda Europa”

    Por lo que se, se ha prohibido fumar en todos los espacios publicos cerrados, que es exactamente lo mismo que se hace en reino unido e irlanda desde hace anios. Precisamente ahi vivo yo y no ha habido ningun problema, la gente, despues de rezongar un poco cuando se implanto, empezo a fumar tranquilamente fuera. Muchos pubs habilitaron zonas abiertas (aqui son beer gardens, en espania tendran que ser las terrazas, y que no me venga nadie con historias de que hace frio, si hace frio se ponen estufas como se lleva haciendo toda la vida en todas partes de europa) donde los fumadores pueden beber y fumar al mismo tiempo sin problemas. Que en un primer momento se cerraron pubs? Pues oye, quizas, pero al menos a mi alrededor (viviendo cerca de “la zona con mas pubs por metro cuadrado de europa”, como les gusta decir en la oficina de turismo) no solo no he visto cerrar mas que un par (en plena crisis economica, nada menos) sino que he visto abrir otros muchos nuevos.

    Otro tema es el revanchismo y ahi, pese a que soy no fumador, os doy toda la razon. El problema no es con la ley, la ley, lo creais o no, no solo esta bien sino que ademas era necesaria. El problema es la forma en que se ha aprobado esta ley (“por vuestro bien”) y la falta de respeto y de educacion de todo el mundo (tanto fumadores como no fumadores). Pero no me vengais con que se os prohibe el “acceso a más sitios que los perros” porque no es cierto.

  8. Lektu dice:

    Cuando dices “incluida la de crear zonas aisladas donde no tuvieran que entrar los camareros, cuyos pulmones se han usado como munición en esta guerra”, incurres en mi opinión en dos falacias, o al menos dos argumentos tramposos: uno, que parece que los pulmones de los camareros sean *solo* “munición en esta guerra”, y no realmente los receptores de un montón de humo. Porque tú estás una hora o dos en el bar, pero el camarero está de ocho a diez, todos los días. El segundo argumento tramposo es que sabes bien, mon ami, que si un bar tiene una zona “aislada”, a los tres días el propietario le va a cantar las cuarenta a cualquier camarero que se niegue a entrar allí a servir, limpiar o lo que sea. Y con el clima económico, a ver quién es el guapo que le dice que no.

  9. gorinkai dice:

    Grendel: «Así que, lamentándolo mucho por el gremio hostelero, no vuelvo a pisar un bar mientras no deroguen esta ley.»

    Es que esa es la idea y la tendencia que sospecho. Yo suelo quedar normalmente (cuando estoy en Madrid) con las mismas tres o cuatro personas, todos fumadores. Antes quedábamos a comer fuera y luego íbamos de bares. Ahora quedamos en casa de cualquiera y el anfitrión pone la comida y los otros traen de beber (ya empezamos a hacerlo ocasionalmente los últimos meses del año pasado por otros motivos, así que no nos va a costar hacerlo siempre). Y hasta vamos a ahorrar…

    Nac: Todo tuyo.

    Aspid: Impaciente. ¡Que no estaba conectado esta mañana!

    Shammael: Como no conozco en detalle la legislación irlandesa no te puedo asegurar que tenga yo razón, pero en la española, aparte de todos los espacios públicos cerrados, han añadido la prohibición de fumar en unos cuantos espacios públicos ABIERTOS (con criterios que a veces rozan el ridículo; llega a estar prohibido fumar en sitios donde te tragas todos los gases de tubos de escape del mundo).

    Lektu: Me temo que no es falacia lo de la munición pulmonar camareril. Que habiendo tipos de los que nadie se preocupa una mierda en cuanto a condiciones de trabajo y sevicias varias (tú mismo das un ejemplo en la “falacia #2”), un gobierno al que le trae al pairo que estén con contratos de miseria y despidos arbitrarios salga argumentando de repente que “corren mucho riesgo porque respiran humo que no quieren” no me deja pensar otra cosa que el que los están usando como munición cuando les conviene. Una vez garantizado el aire puro, seguirán en las mismas condiciones laborales de mierda pero eso ya no es importante.
    En cuanto a la #2 en sí, tengo algunas dudas. Conozco sitios donde los camareros no atienden en ciertas áreas (terrazas donde no atienden y uno ha de ir a la barra a por sus consumiciones, e incluso sitios donde se atiende exclusivamente en la barra y si estás en una mesa tienes que ir allá, aunque estés en interior) y no pasa nada: simplemente es así como funciona el local. Para ir a recoger las mesas de vez en cuando y limpiar al final del día bien puede ir el mismo patrono o cualquier camarero que fume (o uno que no con mascarilla, si me apuras), no será por ausencia de opciones.

  10. gorinkai dice:

    Ah, y se me pasó, shammael. Decías «en españa tendran que ser las terrazas, y que no me venga nadie con historias de que hace frio, si hace frio se ponen estufas como se lleva haciendo toda la vida en todas partes de europa»

    Supongo; pero es que acaban de subir la electricidad también. No veo yo a los hosteleros muy por la labor de subir aún más la cuenta de gastos. En verano no habrá problema, eso sí (salvo que la terraza dé a una plaza con columpios; entonces, según la legislación, tampoco se podrá).

  11. Lektu dice:

    Gorin, lo que estás diciendo es que como hay mucha mierda, no hay que arreglar ninguna. Como las condiciones de la mina son horribles, los sueldos bajos y la seguridad escasa, no hay que preocuparse de la silicosis… Pues perdóname si no me lo trago.
    En cuanto a lo otro, ya sabes que el plural de “anécdota” no es “datos”. Por supuesto que hay casos en los que los camareros plantan cara, o el propietario está concienciado… pero todos sabemos cómo funcionan esas cosas en la gran mayoría de trabajos. Anécdota por anécdota, yo se de una pequeña oficina (ocho o diez personas), que está llena de humo porque la jefa fuma (no es la única, pero si ella diese ejemplo los demás se cortarían un poco).

  12. gorinkai dice:

    No; lo que estoy diciendo es que, por parte del gobierno al aplicar la medida, alegar entre otras cosas (que lo he visto argumentar) la preocupación por la salud de los camareros es hipócrita.

    Por otro lado, no estaba hablando de plantar cara a nadie en ningún momento; he dicho que existen locales en los que la forma de funcionamiento es “en ciertas áreas del local no atienden los camareros; los clientes deben ir a la barra a por su consumición”. O sea que tan irrealizable no será.

  13. Lektu dice:

    Hombre, puesto que es totalmente cierto que afecta (positivamente) a la salud de los camareros, alegarlo es difícilmente hipocresía.
    En cuanto a los locales que dices, pues existirán (yo creo que solo he visto algo así en chiringuitos playeros…), pero sigue sin resolver la papeleta. ¿Qué haces? ¿Lo aíslas? ¿Obligas a los clientes a devolver los vasos sucios al mostrador, y ya de paso a pasar el mocho si el suelo ha quedado sucio?

  14. gorinkai dice:

    Quizá debí decir “fingir que les preocupa”…

    De lo otro, qué te voy a decir; es evidente que sí que habría que aislarlos, lo que no tiene nada de imposible desde que se inventó la carpintería de aluminio. Y en cuanto al funcionamiento concreto no necesito mucho para imaginar posibilidades factibles, y eso que no tengo un local (si lo tuviera podría pensar mucho más en serio en un sistema y daría con él). De entrada, lo de devolver los vasos, ¿por qué no? Todo es cuestión de habituarse.

    Pero esto ya es discutir por discutir, ya que se ha negado por ley la posibilidad.

  15. Sonia - Pocojú dice:

    ¡¡No me digas “ná”, no me digas “ná”!!

    Que entre el subidón de las cajetillas (¡¡4,40 ya por el Marlboro!!) y la puñetera ley, estoy que echo humo (¿eeeeeeehh, lo pilláis??? Lo sé, es pésimo, pero el ansia viva -producida por no poder fumar- me corroe).

    Sobreviviremos, eso seguro, pero estoy a empezando a hartarme de que últimamente la gente me mire como una apestada porque fumo. Cuando siempre he hecho gala de una educación exquisita al respecto: siempre pregunto antes si molesto, y si me dicen que sí, ni se me ocurre encenderlo, y jamás en mi vida he tirado una colilla al suelo (cosa que no puede decirse de otra gente no fumadora, como los comedores de pipas, por ejemplo)

    Sniff

  16. gorinkai dice:

    Siempre puedes desquitarte. Vístete escotada, sacude la melena rubia, saca un pitillo, suéltale a un no fumador “¿Me das fuego, macizo?”, y cuando te diga que no tiene, que no fuma, replicas: “tú te lo pierdes…” marcando un doble sentido.

    Verás cómo rabian. 😀

  17. Pues nada, ahora para ligar lo mejor es llevar en las manos un dado de diez, lanzarlo sobre la barra, mirar a la chica y decir “N, mira, chica, te ha tocado el primer premio” 😀

  18. gorinkai dice:

    Lo malo es si la chica controla el tema y contesta “lo siento, mi personaje no es compatible con orcos”. La extensión de la cultura friki abre todo un nuevo mundo de posibilidades a la hora de llevarse cortes. Y más ahora que no hay nieblas de humo que ayudan al camuflaje y se va a ver todo más nítido…

  19. lanceloth dice:

    más de un año con la ley antitabaco y todos encantados, empezando por mi. Hay leyes que si van a perjudicar a los bares y pues, como la nueva de ana botella vacía, que hará que cierren los bares de todos los barrios del centro de Madrid nombrandolos sitios protegidos del ruido, no me j…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: