Regalito de Reyes


Va una de pop culture: Una vez acabado el rodaje de El furor del dragón (Fist of Fury), Bruce Lee empezó a preparar la que iba a ser la película definitiva de artes marciales, pero cuando sólo llevaban rodadas las escenas de lucha finales se metió por medio una oferta interesante (lo que acabó siendo Operación Dragón [Enter the Dragon]), y el otro proyecto quedó aparcado una temporada. Ninguna queja, en principio; lo malo es que Murphy, en lo que podríamos calificar como la puñeta más elaborada que he visto en mi vida, se metió por medio con los efectos que ya conocemos: Bruce Lee se murió, Operación Dragón se estrenó póstumamente, y el metraje preparado para Juego con la Muerte (Game of Death) fue cortado, remezclado, mutilado y enmorcillado con sobras de otras películas y planos filmados con dobles penosillos. Del trasunto de guión que se perpetró para hilvanar todo eso mejor no hablamos. El resultado fue esa película que, durante años y años, los aficionados fuimos a ver sólo por los 15 minutos del final y que, llegado el video y posteriormente el dvd, metíamos en el reproductor para saltar directamente a la parte aprovechable.


Pero Juego con la Muerte iba a tratarse de una obra completamente distinta, que las penosas circunstancias mezcladas con la chapuza de la productora (en su momento se barajó la idea de presentar sólo lo originalmente rodado acompañado de una parte documental, y se desestimó) nos han escamoteado durante décadas. Hoy, en SPQR, con más ánimo de instruir deleitando que nunca, vamos a arreglarlo. Con ustedes vosotros: el metraje original e íntegro (más de media hora, ya veis si cortaron, que encima casi la mitad se quedó por el camino) rodado por Bruce Lee.


Parte 1:




Parte 2:




Parte 3:




Parte 4:




Que lo disfrutéis.


G

Anuncios

4 Responses to Regalito de Reyes

  1. Kaplan dice:

    Vale, ¿y cuántos planos tiene cada pelea? ¿30, 40? ¿Cuántas veces se mueve la cámara? ¿2,3? Es que no hace falta más. Por eso el cine de ahora es un cagarro. Para lograr ese mismo efecto, te hacen un montaje de cada pelea con 400 o 500 cortes, y mueven la cámara 200 veces hacia todos lados. Y no provocan ni la mitad de emoción que antes, sólomareo. Es increíble que lleven 20 años sin darse cuenta de que lo importante es lo de dentro del plano, no la cámara.

  2. padawan dice:

    Coincido plenamente con Kaplan. ¿Habeis visto Quantum of Solace? No hay planos de más de dos segundos. En cada secuencia hay diez, veinte puntos de vista dando flashes de la escena, con lo que no te enteras de nada, y encima, te mareas :S

    Gracias por el regalito 🙂

  3. gorinkai dice:

    Esa es otra, claro. Al subir la entrada no teníe en mente más que compartir el metraje “desconocido”, pero el tema tiene tela.

    Un detalle nada secundario al valorar las pelis de Hong Kong (la Golden Hervest y demás) de aquella epoca es que el público inmediato, los locales, era gente que sabía algo del tema de las artes marciales y enseguida distinguía si lo que se veía era legítimo o no. A excepción del subgénero del wu xia, que como fantasía que era se perdonaban las imposibilidades (igual que, por ejemplo, podemos perdonar que en una película de Supermán, el protagonista vuele), una película chapuza duraba una semana y gracias (se hacían a cientos, claro, era la cantera de actores y había que llenar las carteleras, pero eran de usar y tirar). La cuestión es que desde el público hasta los productores, todo el mundo tenía claro que lo que pasaba tenía que verse claramente, para admirarlo o ponerlo a parir.

    Y a nadie interesaba más eso que a los propios actores. ¿De qué servía ser capaz de hacer auténticas filigranas si no se veían? Además, eran juzgados por su habilidad marcial (público entendido, no lo olvidemos), así que para ser famosos tenían que ser buenos (o, por lo menos, convincentes). En algunas pelis actuales se hace pasar por luchadores fabulosos a maletas con la coordinación de un ladrillo a base de efectos especiales y movimientos de cámara, pero el único resultado es el mareo. Y si encima uno practica artes marciales… Una peli así puede ser entretenida de ver, pero no sirve para aprender nada, ni motivan, ni leches; con las pelis de Bruce Lee -y otros- se llenaban los gimnasios. No es lo mismo ver que una persona puede hacer “eso” (lo que sea) que tener claro de antemano que todo son FX.

    Y no gastábamos en biodraminas (aunque sí en árnica y bálsamo tigre, pero sarna con gusto…).

  4. AMS dice:

    Aingssss ¡Oma! ¡ Que bueno todo!
    A parte de lo interesante de las esceas, teneis razón en que no tiene nada que ver lo que vemos ahora con lo que se rodaba hace 30 años. Eran malas de cojones, pero los notas que se pegaban eran unos artistas de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: