Ampollas


«Hoy día, una de las religiones más poderosas del Mundo Occidental es el ecologismo. El ecologismo parece ser la religión que eligen los ateos urbanos. […] Hay un Edén inicial, un paraíso, un estado de gracia y unidad con la naturaleza, hay una caída de la gracia en un estado de contaminación como resultado de comer del árbol de la ciencia del bien y del mal y como consecuencia de nuestros actos hay por llegar un día del juicio para todos. Todos somos pecadores energéticos, condenados a morir, salvo que busquemos la salvación, que ahora se llama sostenibilidad. La sostenibilidad es la salvación en la iglesia del ecologismo. Igual que la comida orgánica es su comunión, esa hostia libre de pesticidas que ingiere la gente buena con las creencias correctas.»


Hoy no voy a redactar nada yo; el texto completo de esa conferencia de Michael Crichton ya tiene bastante tela que cortar. Me basta decir que estoy de acuerdo (y se trata de un acuerdo informado; yo también leo esas fuentes que no está de moda leer, y he tenido que tratar con los nuevos fundamentalistas religiosos) punto por punto.


Gracias a Santi por el enlace.


G

Anuncios

7 Responses to Ampollas

  1. Grendel dice:

    De entrada, no me creo ABSOLUTAMENTE NADA publicado en libeggalismo.org. Los puñeteros neocon justificarían el asesinato ritual de su madre con tal de escurrir el bulto… o, como lo llaman ellos, “dejar que el mercado decida por sí mismo”. Ya lo hicieron en su día con la prostitución infantil galopante en los países asiáticos justificándola como “simple economía de mercado”. Además, deberían haber echado el cierre de sus múltiples sitios de desvergonzada propaganda neocon a la vista de los últimos acontecimientos económicos mundiales, cuando se está viendo A LAS CLARAS lo que pasa cuando dejas que el mercado se “autorregule”. Juas. Pero como tienen la cara de cemento armado, seguirán invocando a san Keynes y aquí no ha pasado nada.

    Pero a lo que vamos. Artículos como ése son la razón por la cual no le tenía yo al Crichton el menor de los respetos. Bueno, y el hecho de que como escritor me parecía mediocre, como máximo.

    El tío se pone, en plan Reverte, a decirnos a todos que somos unos hippies que no duraríamos ni cinco minutos en la selva verdadera, y que los indios eran unos hijos de puta. Muy bien.

    ¿Y?

    ¿Qué cojones tiene que ver eso con la extinción sistemática de especies que está experimentado el planeta, acelerada exponencialmente en los dos últimos siglos? Extinciones ha habido siempre, lo sé, y en ocasiones masivas, vale… pero lo de ahora se sale de la curva. Claro que si me dices que esto *también* es una extinción masiva, sólo que en esta ocasión el agente exterminante no es un meteorito sino el hombre, pues tendré que aceptar barco.

    ¿Qué cojones tiene que ver eso con las que montamos cada vez que se rompe uin petrolero? ¿Cada vez que quemamos monte (o el Amazonas) porque necesitamos suelo? ¿Cada vez que una central nuclear se va al carajo? Y ojo, me conoces, sabes que NO soy un hippie abraza-árboles y que NO estoy a favor de abolir centrales nucleares, ni el petróleo ni hostias remilgadas en vinagreta… pero coño, negar la mayor me parece como mínimo suicida.

    Luego que, como siempre, cuenta la verdad como quiere: resulta que dos demócratas USA aprobaron medidas en contra del medio ambiente. Anda, fíjate. Eso debe significar que los republicanos son pro-medio ambiente, verdad? Que se lo pregunten a W., que quiere prospectar Yellowstone. Y Alaska.

    Luego el estilo “pues mi primo dice de que” de un artículo supuestamente serio la verdad es que no tiene precio. Yo podría decirles que el DDT no da cáncer, que el Antártico está en realidad creciendo y que los humos del tabaco son en realidad beneficiosos para la salud y huelen a pino. Podría, pero no tengo tiempo de citar mis fuentes para que sean examinadas. Examinadas en cuanto a lo correcto de sus mediciones y muestreos, y de paso para ver quién ha pagado sus estudios y si dichos estudios son lo bastante independientes, o si por contra ha sido pagados por empresas petroleras, tabaqueras o simplemente interesadas. Pero el caso es que me lo han dicho, y lo sé porque soy más listo que ustedes, y deben aceptarlo porque sí. Porque les conviene ideológicamente: ustedes quieren que alguien les diga que no pasa nada, que podemos seguir como hasta ahora, y aquí estoy yo.

    El artículo viene que ni pintado para el sitio que lo aloja, la verdad. Cumple a la perfección la tesis básica del neolibeggalismo: ande yo caliente, ríase la gente y a los demás (incluido el planeta) que los den por el culo; que aquí el que importa es el menda. Mientras YO gane, mientras YO esté calentito, mientras YO tenga comida, los demás que se busquen la vida. Y si no que se reencarnen en noruegos el próximo ciclo kármico.

  2. gorinkai dice:

    No, a ver. Lo que yo creo que hay que tomar como moraleja es que una cosa es el ecologismo como ciencia y otra el ecologismo como religión. Lamentablemente, la segunda opción la estoy encontrando cada vez más a menudo: gente que sostiene auténticas gilipolleces como dogma de fe porque son “ecologistas”, aplicando el criterio de un adoquín. Y que te miran mal si te atreves a discutir o, siquiera, a insinuar “¿y no podría ser que…?”. Fundamentalistas religiosos, en suma. Que la tanda de preguntas que haces con el “¿Qué cojones tiene que ver…” son pertinentes, pero yo creo que la moraleja del texto es en que hay que tratar esos problemas como hechos científicos, no como asuntos de fe. Y ten en cuenta que también menciona el asunto de las conclusiones sesgadas y dice explícitamente que la única solución para eso es que haya muchos estudios independientes, no un par y por encargo de partes interesadas. Pero atendiendo a la ciencia, please. No me parece un enfoque incorrecto.

    Y ya me habría gustado enlazar el texto en otra página distinta (ya sabía que iba a partir con desventaja por ese motivo), pero es ahí donde estaba. Que lo han puesto porque les viene de miedo es evidente; sin embargo ello no quita que el artículo debería leerse al margen del medio.

    Por lo demás, en cuanto a la disgresión “revertiana” de hacia la mitad del texto, por mal que suene no es falsa. Es lo incompleta y parcial que es cualquier generalización, pero lo cierto es que hay demasiada gente así. Frente a algunos urbanitas razonables como N que dicen “yo la naturaleza la respeto mucho, por eso me mantengo lejos”, te encuentras una mayoría apabullante de ingenuos (que incluso pueden ser bienintencionados, pero ya sabemos lo que se dice del camino al infierno) que van por la vida sorprendiéndose de que una ventisca los congele (por poner) cuando ellos lo único que querían era concienciar a la gente de que hay que evitar que se derritan los glaciares. La parrafada de Crichton sonará sobrada en ese aspecto, pero no desbarra demasiado.

  3. gorinkai dice:

    Ah, y hay fuentes distintas de liberalismo.org, y opinadores distintos de Crichton:

    http://www.elsemanaldigital.com/articulos.asp?idarticulo=88425

  4. numael dice:

    “Pero como tienen la cara de cemento armado, seguirán invocando a san Keynes y aquí no ha pasado nada”
    Keynes? Jonh Maynard Keynes?
    Perdona, pero los neocons solo citan a Keynes como anatema. Keynes es exactamente lo opuesto al liberalismo económico. Propugna la intervención del estado, no creia que los mercados se regulasen solos, sobre todo en épocas de crisis.
    Propugna políticas fiscales activas y gasto público.
    Vamos, todo lo contrario que los neocons y su alergia a todo o público.

  5. Grendel dice:

    Esto me pasa por no releer los posts. =(

    Muy cierto, numael, quise decir Adam Smith. Sorry.

  6. instan dice:

    Joder, qué pocos comentarios en un tema tan interesante. O todo el mundo está de acuerdo con el difunto o todo el mundo está en contra.

    Bueno, en mi caso no sólo estoy en descuerdo con las tesis de la página donde han puesto la conferencia, y con la mayor parte de las tesis de Crichton con respecto a este tema. También estoy de acuerdo con muchas de la críticas procedentes del ecologismo.

    Pero estoy de acuerdo al cien por cien, con el fragmento precisamente que nos has puesto Gorin. Sí que se ha convertido en una nueva religión, ojo, no una religión cientifista, sino un nuevo paganismo pseudocientífico y magufo. Además de ser un movimiento claramente reaccionario y tecnológico, y mejor no hablo de sus parientes ideológicos el pasado.

    Pienso ahora en Lovelock y su libro sobre la venganza de Gaia. Se nota que el hombre ya chochea un poco en lo que se refiere a sus opiniones sobre la energía nuclear, pero me parecen injustas las críticas hacia él. El escenario que propone sobre el calentamiento antropogénico es realmente apocalíptico, de ahí que defienda con tanta fuerza la energía nuclear frente a las procedentes de combustibles.

    Y para terminar, con un pensamiento más bien cándido propicio para ser burla de los Voltaire de ahora, espero que en un futuro se pueda separar el componente científico del ideológico, al menos en una pequeña parte, en este tipo de temas. Sobre todo porque en lo que respecta a la ciencia estas cosas ya se intuían (aunque no había pruebas)hace mucho. Hace la friolera ya de cien años Arrhenius pensaba que un aumento desmesurado de gases de invernadero resultado de la revolución industrial (el fue uno de los descubridores de su papel en el clima terrestre) podría alterar la temperatura global.

  7. gorinkai dice:

    El problema más serio es, precisamente, lo de separar el componente científico del ideológico (o mejor dicho, la incapacidad para separarlo). Alguno de los ejemplos que propone Crichton (por no decir todos), puede ser discutible. Pero ahí está el quid de la cuestión: si no se discute con datos científicos que lo rebatan, sino desde el punto de vista del converso militante ofendido al que le atacan las creencias, es imposible tomarse en serio tanto los argumentos en contra como al que los emite. En esas circunstancias, de dar con soluciones ya mejor ni hablamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: