Una Asturcón xixonuda

julio 25, 2008


He vuelto. 8)


Si fuera un blogger de pro ahora correspondería hacer una crónica extensa y sentía, a la par que periodística y precisa, de estos días que he pasado en la Asturcón y la Semana Negra. Pero como bien te figurarás, astuto lector, malditas las ganas. Ya hay enlaces oficiales para el que quiera ver fotos formales del sarao, y al que le pida el cuerpo empaparse de los detalles culturísticos del asunto, que se lea el A Quemarropa. Aquí vamos a lo que vamos…


Bueno, tampoco es que piense extenderme demasiado con la crónica extraoficial, o esto iba a quedar más largo que mear cuesta abajo. Los habituales ya saben de qué va el asunto, y los que no han ido nunca… que se fastidien; haber ido. Llegamos. Llovió el primer día y luego salió un sol atípico que tostó las neuronas el resto de la semana. Fue llegando gente de forma espaciada el primer par de días. Mucho saludo (y no me lío a poner nombres o ya definitivamente sí que no acabo hasta la semana que viene) y besos y abrazos. Chuletones como Lug manda y unos centollos de tenerles respeto (menos N, que por no tener, no tuvo ni compasión). Y fuimos a actos en las carpas de turno, y saqueamos los puestos de libros, y Kit (la chica que atendía la caseta de Gigamesh) fue un encanto, y Javi disertó ante el diorama enorme de la batalla de Gaugamela (y hasta fue efusivamente felicitado por un agradecido y desconocido transeunte que antes de la explicación no entendía un pimiento ni era capaz de distinguir un macedonio de un persa, con lo fácil que es —si van vestidos de ninja, son persas—). Y vimos a Martin, claro, y a las hordas de asshais que estaban por todas partes (saludad, niños)…


Y la espicha.


Plumas más doctas que la mía serán capaces de describir la espicha en todo su esplendor (otra cosa es que sean unos perros de mucho cuidao y no hagan la crónica, pero no voy a ocuparme yo de todo). Pero lo pasamos muy bien. :mrgreen:


Vaaale… Antes de que me lapidéis por dejarlo en eso, ilustraré con un par de fotillos y un video cortesía de terceros. Pero insisto: el que quiera peces, que se moje el culo (o sea, menos querer vivirlas vicariamente a través de crónicas y más ir en persona. Se me da un ardite la excusa que tuviérais: el año que viene, vais sí o sí).


La primera, una de disfraces. Cualquiera que no haya vivido en otro planeta en los últimos meses sabrá que el tema de este año era Canción de hielo y fuego. Entre los ellos hubo bastante guardia del Muro y algunas cotas de malla preocupantes (rezando estábamos algunos porque no se cayese nadie, que volverlo a levantar iba a costar Dios y poleas), aunque el concurso lo ganó un Perro estupendamente caracterizado. En cuanto a las ellas, creo que no hay que echarle mucha imaginación para adivinar cual fue el personaje más escogido:


Sí, yo también pongo una foto de Martin (ahí entre las Melisandres).
(Foto: ©Carlos)


De lo que se me quejó Anraman el otro día fue del trato indigno sufrido por el noble dragón. Lo único que vale la pena replicar es que los dragones, con patatas están dignísimos, y me niego a añadir una palabra más:


Spoiler: al final ganan los Greyjoy. :mrgreen:
(Foto: ©Breich)


No puedo poner más fotos porque los que las tiraron se han pasado esta semana poniendo excusas variadas para no pasármelas. Que si estoy de vacaciones y viajando, que si se me ha velado el carrete, que si soy un jodío vago que no las copia al ordenador… (Vale, esto último no lo dijo literalmente nadie, pero estoy seguro de que es la explicación aplicable en el 99,99% de los casos.) Para que la cosa no quede tan poco documentada va a continuación, por cortesía de Germán, el video del numerito musical de al final de la espicha:


Los de Asshai entonando (más o menos) “El oso y la doncella”.
(Video: ©Germán)


Ah, cambiando de tema, también me hice con libros. No muchos, para lo que suele ser normal trincarse allá, pero no era cosa de reventar la maleta:


Botín semanero.
(Foto: ©Yo)


En efecto: hay unos cuantos de Martin. Qué le vamos a hacer, la carne es débil y estaban muy a huevo. También veréis por ahí el librillo de cuentos de Behm que editó la Semana Negra para la ocasión, el muestrario de la exposición de dibujos de Canales&Guarnido, unos tebeícos de capa y colmillo, los primeros cuentos de Matheson (rabia rabiña), la última novela de Rudy, pillada en un momento de debilidad (soy un blando, y el muchacho se pone tan contento con esos detallitos…), y los dos números que van por ahora de la nueva época de la revista Prótesis, que molan un puñao y el amigo Panadero se ha lucido de verdad con ellos.


Hacia el final de la semana (concretamente, el último sábado), ya un pelín hartos de Ídem Negra, unos cuantos nos escapamos al Festival Interceltico de Avilés, donde disfrutamos de la humedad vivificante del lugar (alguna hubo que volvió acatarrada del asunto) y de un buen rato a cargo de los Red Hot Chilli Pipers (hice fotos con el móvil pero no ha salido bien ni una, así que el que no sepa de qué van que se dé una vuelta por el blog de Fel, que ha puesto un video). Me limitaré a decir que en un momento de iluminación comprendí el alto valor estratégico del uso de un batallón de gaiteros en el campo de batalla. :mrgreen:


En resumen: que me lo pasé de la caña. 😀


G


Ignotus fase 1: Nominaciones

julio 10, 2008


Ya falta poco para que se cierre la primera fase de los premios Ignotus 2008 (la fecha tope para enviar la papeleta es el 20 de julio, así que a ver si esos socios que están dormidos ahí al fondo se espabilan y votan —se puede por Internete, no seáis perros—, que todos los años pasa lo mismo y Manzanaro se desespera). Y, como siempre, en un par de categorías lo tengo claro y en las demás las paso canutas para decidir qué nominar. Este año, además, con el agravante de mi estado particular de saturación en ciertas categorías, me temo que voy a mandar la mitad de la papeleta en blanco. En la segunda fase pondré más cosas.

 

Mis dos duros:

 

Mejor novela:

Esta es una de las categorías que tengo claras (de otra cosa, poco, pero novelas he leído una jartá). Sin pronunciarme aún en cuanto a órdenes de preferencia (eso, para la segunda fase), veo más que dignas de nominar, y serias candidatas para llevarse el gato al agua, a las siguientes: Alejandro Magno y las águilas de Roma, de Javier Negrete; Sherlock Holmes y la boca del Infierno, de Rodolfo Martínez; y Madrid, de Daniel Mares.

 

Los desmemoriados pueden consultar más cosas publicadas (en esta y otras categorías) en Literfan.

 

Mejor novela corta:

Aquí también lo tengo fácil, pero por falta más que por sobra: la única que me ha parecido pasable es “Mundo al revés”, de Ángel Padilla. El resto de lo que he leído, pshé.

 

Mejor cuento:

Esta no la voto; la saturación es lo que tiene. Para quien quiera refrescarse la memoria, en Términus Trántor hay una bonita colección de nominables.

 

Mejor antología:

Una de aquí (“Tallas únicas”, de Iván Olmedo) y dos de fuera (“Voces ancestrales y otros relatos de Astounding Stories”, selección de Nat Schachner, y “El que abre el camino”, de Robert Bloch). En general, las antologías de este año no me han matao mucho.

 

Mejor libro de ensayo:

Tres interesantes: “Horrormanía. Enciclopedia de cine de terror”, de José Manuel Serrano Cueto; “El Demonio en el Cine. Máscara y Espectáculo”, del señor Varios, Autores Varios; y “Fantástica televisión”, de Alfonso Merelo. Sabiendo cómo funcionamos, sospecho que Merelo tiene bastantes números este año, pero es una pena que un libro tan interesante tenga una edición tan desastrosa (si se lleva el premio será un claro caso de “a pesar de”).

 

Mejor artículo:

Esta también se queda en blanco: lo único que he leído que sea pasable es de autores extranjeros (y no votables). El material formalmente publicado aquí me ha parecido flojillo en el mejor de los casos (y pajas mentales en la mayoría). Como no he leído muchos artículos, de todas formas, esperaré a ver quiénes quedan de finalistas y los buscaré, por si me encuentro sorpresas; pero como no vea el panorama mucho mejor, en la papeleta de la segunda fase voy a cascar un “Desierto” como una casa.

 

Mejor ilustración:

Con respeto a todos los ilustradores que han hecho cosas apañadas este año, la unica que me parece realmente merecedora de premio es la portada de Leyenda, de Corominas. (Ya, aquí no luce tanto: se pierde detalle; pero al natural impone por lo curradísima.)


 

Mejor producción audiovisual:

¿Mande lo cualo?

 

Mejor tebeo:

La dejo en blanco. Con lo poco que he leído, me da casi vergüenza votar La legión del espacio otra vez. (Alfredo: no es nada personal. Me gusta y hasta te enlazo. Pero no se podría considerar un voto informado.)

 

Mejor obra poética:

No. Soy así de prosaico e insensible.

 

Mejor revista:

Pues voy a nominar a Gigamesh. :mrgreen: ¿Qué pasa? El número 44 es de 2007 y por tanto votable, y es un número estupendo que da sopas con ondas a cualquier otra cosa editada en el periodo. Y ya en plan realista y pensando en lo que sigue activo, también hago hueco en la papeleta a Vórtice en línea, que es lo más decente que hay ahora mismo.

 

Mejor novela extranjera:

Esta también me fue fácil: El caso Jane Eyre, de Jasper Fforde; Puente de Pájaros, de Barry Hughart; y Leyenda, de David Gemmell. Ah, y Festín de Cuervos. Como le dijo el Papa Julio II a Miguel Ángel cuando le encargó la Capilla Sixtina: «No sabré de arte, pero sé lo que me gusta». :mrgreen:

 

Mejor cuento extranjero:

¿Os acordáis de lo que dije sobre la categoría “cuento”? Pues tres cuartos de lo mismo. Además, este año la cosa no la he visto nada clara; en ambas categorías de cuento brillan por su ausencia cosas seleccionadas por editores de revistas (que, con la cosa de que se juegan los cuartos, hacen selección previa y cuidada), y se sustituyen por cientos y cientos de relatos en modelo “autoedición de taller” que, si bien contienen algún que otro material interesante, también incluyen buena parte de relatos cuyo único mérito es que su autor ha aflojado mosca para la edición, por lo que buscar el grano entre tanta paja se hace extremadamente difícil. Fuera de esto, y en cuento extranjero en particular, hay por ahí un par de antologías de Dick y Bradbury que, evidentemente, contienen buen material, pero dudo mucho que sea votable (por mucho que la edición sea nueva de 2007, se tratan en su mayoría de cuentos reeditados, y de acuerdo con las normas no se los puede votar). Espero que para el 2008 mejore un poco la cosa. 🙄 Entretanto, esperaré a ver qué sale nominado (en cuento y cuento extranjero), y lo buscaré y leeré para votar en la segunda fase.

 

Mejor sitio Web:

Van dos: StardustCF, de Javi Romero, y la página de Asshai, el foro más centrado y legal de los que hay ahora mismo en el mundillo.

 

Y con esto y un cachopo, hasta que vuelva de la Semana Negra (no rima pero me da igual). :mrgreen:

 

G


 


Joder. (Hay que decirlo más.)

julio 7, 2008


Leo en el blog de Richard Morgan que ha sido liado malamente para escribir algunas entradas en el blog de Amazon, y que po’ fueno, po’ fale.


(El primer resultado está aquí, y se lo recomiendo a cualquiera que entienda esa lengua bárbara. Habla sobre las mismas tonterías que podría escribir yo —¡hasta del calor que hace en Madrid!—, y de paso me ahorro escribir una entrada sustanciosa, que voy mal de tiempo.) :mrgreen:


Pero lo que me llamó grandemente la atención fue que el primer comentario que le escribe alguien es para a) quejarse de que no escribe de lo que el comentarista quiere leer (ah, cuánto me solidarizo con Morgan en estos momentos), y b) reprocharle que use «the ‘f’ word». Con un par.


Y no es que Morgan ni siquiera estuviese hablando de sexo (que ya sabemos cómo se alteran los yanquis con eso). Era un recurso de énfasis normalito, un «why the fuck…» de los de toda la vida. Pero no; «según mi profe de inglés, los que usan eso es que tienen un vocabulario limitado». Y se lo dice al autor de Leyes de mercado, Black Man y la serie de Kovacs.


Está claro que en todas partes cuecen habas, y que la costumbre de soltar gilipolleces sustituyendo el sentido común por el atrevimiento ignorante no es privativa de nuestro fándom patrio.


Qué grima. No somos originales ni para eso. 🙄


G