The Trouble with Tribbles

junio 29, 2008


Creo que todos sabéis lo que son estos bichos (para aquellos que tengan al respecto una laguna cultural tan apabullante como vergonzosa está la wikipedia; no pienso rebajarme a dar explicaciones sobre algo tan elemental).



El caso es que aún estamos lejos del momento en que el glorioso Imperio Klingon, haciendo uso de un buen sentido que parece faltarles al resto de las razas, decide exterminarlos como la amenaza ecológica que son (y destruir su planeta de origen para más seguridad). Por el momento, me constan algunos intentos aislados de tratarlos como se merecen (N, por ejemplo, tiene un bolso fabricado con un tribble vividespellejado, a juego con su abrigo de piel de teleñeco. Way to go, N), pero la gente razonable no abunda y los jodíos se siguen reproduciendo como… como… Como tribbles; eso.


Lo anterior viene a cuento de que Víctor me ha querido endiñar un meme (y con relación reproductora de 1 a 7, como mínimo). El procedimiento ha sido el habitual: mira que simpático y acariciable, mira qué ruiditos más relajantes suelta cuando le rascas la barriga, y ¡lo cómodos de mantener que son! No hay que sacarlos a pasear ni ponerles una caja con tierra… Y si te lo quedas, te llevas de regalo un no-premio internetero que —sorpresa— no sirve para nada. Sólo a cambio de que te asegures de que los siete (como mínimo) bichitos que saldrán de la panza de este encuentren las condiciones adecuadas para diseminarse entre otros tantos desprevenidos e incautos blogueros…


Y no.


Ha llegado el momento de decir ¡basta!, y empezar a tomar medidas contra esta plaga que infesta la blogosfera. En el caso que nos ocupa, llegué tarde para neutralizar el regalo envenenado de Víctor antes de que soltara sus primeros siete engendrillos, pero con estos no tuve compasión. Me congratulo de poder anunciar que fueron convenientemente esterilizados y exterminados antes de que encontraran la forma de esparcirse por ahí (hay siete blogueros afortunados que no saben cuánto me deben). Sobra decir que todos ellos fueron tratados con extrema crueldad (especialmente los más mimosos). No me deis las gracias, sólo cumplí con mi deber de internetero responsable.


Son los primeros. Caerán más.



G (miembro fundador del Comité Anti Proliferación de Tribbles en la Red)


Litha

junio 23, 2008


De verdad… Si esta tengo que explicarla, vamos muy mal. 😛



(Sí, Mägo de Oz. Y al que no le guste que no mire.) :mrgreen:


G


La mejor ensalada de tiros jamás filmada

junio 18, 2008


Y que Sam Peckimpah me perdone, pero lo que é e’ lo que é. John Woo y Chow Yun Fat en sus buenos tiempos. A Better Tomorrow II.

G


Poderes mutantes

junio 14, 2008


Estaba hace un rato mirando una cosa (tenía que ver con trabajo, lo juro) en la wikipedia cuando, como suele suceder en estos casos, me llamó la atención un enlace colateral e irrelevante, de esos que nos alegran el día y nos complican la vida a los procrastinadores feroces…

 

No entraré en detalles; baste señalar que tirando del hilo acabé, no sé muy bien cómo, en la Biquipedia. Lo gracioso del caso es que tardé un par de páginas en darme cuenta de que estaba leyendo en aragonés. A pelo.

 


No es la primera vez que me pasa lo de ponerme a procesar un idioma antes de fijarme en qué diantres de idioma es, pero hasta ahora sólo me pasaba con lenguas que controlo: en cualquier circunstancia, con inglés y portugués; si estoy despistado, se me pueden colar también el gabacho, el catalán o el gallego (y desde hace tiempo, el asturiano; la osmosis es lo que tiene). Pero el macguffin del asunto es que yo no tengo ni pastelera idea de maño… Y resulta que, al parecer, lo entiendo. 😮

 

La verdad es que algo intrigado sí que me quedé, de modo que aplicando talante investigador me puse a mirar otras wikis. No fue ninguna sorpresa confirmar (era casi de cajón; estaba rodeado y en inferioridad numérica, el pobre) que el castúo no me iba a dar problemas (sí, hay Güiquipeya en extremeño; y suena hasta sexy si lo lees deprisa).

 

Pero cuando me quedé de una pieza fue al descubrir que puedo tragarme un texto en corso casi sin pestañear. 😯

 

Esto empieza a ser ridículo. 🙄

 

G

 

P.S.: De todas formas, he decidido trazar una línea de seguridad razonable: no me preocuparé mientras no me encuentre con que entiendo lo que pone en la wiki en navajo. :mrgreen:


Quinientos gramos

junio 11, 2008


Está bien, lo confieso: estoy a dieta.

 

Vaya por delante que yo no quería y, además, me obligaron. (Mi House particular es bastante convincente cuando se pone.) Ya han caído cuatro kilos en tres semanas, y no pienso revelar el truco para no deprimir a los flojos sin fuerza de voluntad a nadie que esté intentando lo mismo y no le funcione. Si esto sigue así, para la Asturcón estaré razonablemente juncal y posiblemente pueda permitirme un disfraz de curtido guerrero en lugar del ídem fondoncillo previsto en un principio. Las cosas que hace uno para que no lo tomen por un Baratheon.

 

De todas formas, el pasado finde en tierras bárbaras norteñas tuve un pequeño desliz. Quinientos gramos de desliz, concretamente. He analizado la problemática y he recopilado la siguiente información, enteramente basada en datos empíricos y fiables:

 

a)   Los centollos no engordan. Ni siquiera los mutantes del tamaño de un tanque con patas.

b)   Los chuletones a la pimienta no tienen calorías.

c)   La fabada, tampoco.

 

De modo que la conclusión indiscutible es que la cena en un chino, el viernes por la noche, tiene toda la culpa.

 

Moraleja: si estás a dieta, evita los restaurantes chinos.

 

(Es una Información De Utilidad Para El Consumidor cortesía de S.P.Q.R., departamento de Instruir Deleitando, subsección de Desmontado De Leyendas Urbanas. De nada.)


G


Lo bu, si bre…

junio 1, 2008

«El nacionalismo es la ideología del tonto; simplifica mucho el mundo.»

Dubravka Ugresic, escritora croata.

No se puede decir mejor con menos palabras.


G