De lagunas culturales


Me dice Noe (que es jovencita, aunque de eso no tiene la culpa) que no le gusta la ópera, entre otras cosas. Y aunque con algunas de esas otras cosas estoy de acuerdo (¿a qué persona razonable le pueden gustar los triunfitos?), por lo de la ópera no paso. El caso es que los argumentos que da no pueden parecerme más inexactos, pero qué le vamos a hacer si su generación no ha disfrutado del enfoque con el que la mía se acercó a estos géneros. Tampoco es culpa suya si no ha tenido la oportunidad de apreciarlos como es debido…

Pero no todo está perdido. En SPQR, fieles a nuestra vocación de instruir deleitando*, tenemos soluciones para estas cosas. (Y si me dice que esto no le gusta, ya la dejo por imposible.)

*Sí, uso el plural mayestático. 😛

G

Anuncios

23 Responses to De lagunas culturales

  1. N. dice:

    Eh, yo también he visto dibujitos de estos, que los treinta ya no los cumplo… De todas formas, ya digo que he escuchado poca ópera para opinar con conocimiento de causa, pero que en principio, no me atrae. Qué le vamos a hacer. Tal vez sea por el excesivo refinamiento 🙂

    Claro, que eso no quita que de aquí a cuatro días le pille el gusto. Otra cosa no tendré, pero abierta a las nuevas experiencias musicales… ¡siempre!

  2. gorinkai dice:

    Nah: jovencita… 😛

  3. P. Bayle dice:

    Me ha encantado, no lo había visto nunca. 😀 Me ha recordado a Fantasía, la película de Disney. De hecho, ya nunca puedo escuchar “El aprendiz de brujo” sin imaginar a Mickey luchando a brazo partido con la escoba que trae más y más cubos de agua. 🙂

    GRACIAS.

    P.

  4. gorinkai dice:

    Pues a partir de ahora no podrás escuchar “El barbero de Sevilla” sin imaginarte a Bugs Bunny. De nada. 😀

  5. P. Bayle dice:

    jajajajajajaaaaaa Toda la razón del mundo.

    P.

  6. ElenaP dice:

    ¡Qué recuerdos, Gorin! Y con Fantasía me pasa lo mismo que a P., aunque no solo con “El aprendiz de brujo”, sino también con “Noche en el monte pelado”.

  7. Grendel dice:

    Baaaah… no suena el “Sono il factótum”… buuuh!

  8. Gilles Delacroix dice:

    Nessum Dorma, Die Höelle Rache Kocht (de hecho, La Flauta Mágica entera), El Anillo de los Nibelungos, El Rapto del Serrallo, la Obertura de Figaro… El Emperador protege, pero la Herejía se extiende por el Imperio.

  9. Gilles Delacroix dice:

    Y ya que estamos (sorry por el doblepost):

    http://es.youtube.com/watch?v=M4zqPDNigrw&feature=related

    😛

  10. gorinkai dice:

    Baaaah… no suena el “Sono il factótum”… buuuh!

    Nunca. Estáis. Contentos. 🙄

    Buh. 😛

  11. Skalagrim dice:

    Es curioso, hay un montón de gente que tiene la sensación, nacida del desconocimiento y la leyenda urbana, de que la opera es “un coñazo”, algo para viejos, caduco y lento. Lo flipante del caso es que es todo lo contrario, pasión y sentimiento, probablemente en estado tan puro que resulta hasta excesivo. Y la prueba de ello es que los cucos guionistas que meten de vez en cuando el aria apropiada en una escena determinada de una pelicula consiguen desencadenar toda la carga emocional de la escena en cuestión con una facilidad pasmosa precisamente gracias al truco de la música. Ahora mismo estoy pensando, por ejemplo, en “Cadena Perpetua”, cuando Tim Robbins se encierra para poner un disco que toda la cárcel pueda oír a través de los altavoces, y es un aria de Mozart. El tio acaba llevando una paliza para que sus compañeros, que nunca han tenido la ocasión de escuchar algo así, perciban esa belleza que él conoce, por un momento. Y el espectador de la película pilla el concepto de una forma que no se puede explicar con palabras, precisamente, gracias a la música.

    Lejos de ser elitista, la ópera nació, precisamente, por y para la gente. Cuando Verdi compuso el Coro de los Exiliados para “Nabuco”, Italia era un país dividido y ocupado en su parte norte -donde Verdi nació y vivió- por los austriacos. Basta oír el Coro para darse cuenta de lo que la gente sintió cuando escuchó el lamento por la patria perdida, viendo a los soldados austriacos a su alrededor, y lo que para ellos significaba. Llevad a cualquier ciudadano de cualquier país invadido u ocupado del mundo y aunque no entienda el idioma me apuesto cualquier cosa a que lo pilla y se le hace un nudo en la garganta.

    Todo el mundo tiene un Aria preferida, aunque no lo sepa. La mía, por cierto, es la “Canción a la Luna” del Acto I de “Russalka”, de Dvorak. 😀

  12. instan dice:

    Parece ser que aunque Verdi escribió su ópera pensando únicamente en el referente bíblico sin pensar en el significado político, no renunció para nada a la interpretación que se le daba, en el sentido comentado por Skalagrim. Yo nunca he ido a la ópera, pero ese coro de los esclavos de Nabuco me encanta y cuando los escucho me produce muchas sensaciones indescriptibles. Algo tiene Verdi que me encantan casi todos sus coros, algo que no me pasa con Wagner precisamente…

  13. gorinkai dice:

    Con Wagner lo que pasa es que luego apetece invadir Polonia.

    (Lo siento, lo siento; estaba tan a huevo, la tentación fue tan irresistible… ) 😉

  14. Skalagrim dice:

    Joder, ha sido deplorable. Ignominioso incluso…

  15. Skalagrim dice:

    Instantón, lamento disentir, aunque por supuesto, en gustos es inevitable. Sé que wagner tiene muy mala fama, y en general está mal visto (por acontecimientos ocurridos ochenta años después de su muerte, cuando gente indeseable utilizó su música). Yo, cada vez que alguien me dice que no le gusta Wagner, siempre le respondo lo mismo: Tannhaüser (por ejemplo, el Coro de los Peregrinos del Acto III). Por otra parte, es un perfecto ejemplo de lo que decía anteriormente de cómo el cine usa la ópera (toda la Banda Sonora de “Excalibur”, por ejemplo).

  16. Pocojuntas dice:

    Hombre, a Wagner le coges cariño si ves otro episodio de los Looney Tunes donde versionan “El Anillo de los Nibelungos”: ver a Bugs vestido de walkiria y cantando “Oh, Brunilda, tú eres linda” “soy deseaaablee, adoraaablee” y “mi amoorrr, mi amoorrr, mi corazóoon yo te entreegooo” “mi amooor, mi amoor de la pasión siento el fueeegoo”.

    ¡¡Ainsss, cómo me emociono!!

    De todas formas, donde estén mis adorados Puccini y Donizzetti, que se quite al teutón.

    ¿Para cuándo una versión de Turandot o de L’Essir d’Amore protagonizada por Bugs?

  17. gorinkai dice:

    Uf… Ya no se hacen dibujos así. 🙄

  18. instan dice:

    Skalagrim:

    Evidentemente no niego que hay una parte importante de mi repulsa hacia Wagner de origen irracional y que proviene de sus características como persona y sus ideas. De todos modos algo más habrá, porque Holst debía de ser del mismo palo, o parecido, y sin embargo me gusta mucho la “Sinfonía de los planetas”.

    Dejando el tema musical Wagner se ganó su fama y me temo que se hubiese prestado de muy buena gana a esa manipulación…

    Pocojuntas:

    ¿No has visto la adaptación wagneriana de los dibujos de Agallas el perro cobarde?. Esa sí que me ha gustado, con las walkirias y la música marcial wagneriana más conocida de por medio…

  19. Fuente dice:

    Ah, Instan, esa la he visto. Y sí, es genial. Recomendada 🙂

  20. Skalagrim dice:

    Mea culpal expresarme. Cuando digo “Wagner es tal o es cual” me refiero a su música, no a su persona. Yo no creo que pudiera tomarme una cerveza con él. Más bien se la estrellaría en la cabeza. Y sin embargo, su música es otra cosa: un don (y como todos los dones, muy mal repartidos).

    Yo, por mi parte, me decanto por alemanones, norteños y eslavos. Wagner, Mozart, Grieg, Dvorak… Los italianos me resultan ligeramente excesivos casi en cualquier arte, con las debidas excepciones. Pero con esto estamos rizando ya el rizo de los caprichos particulares de cada uno, me temo.

  21. instan dice:

    Quizá es que esos autores evocan sentimientos diferentes porque su tradición cultural es diferente, y en ciertos aspectos más próxima a algunos de nosotros.Por ejemplo, hablando de literatura, yo conecto mejor con los autores anglosajones de la tradición celta en los que está mucho más presente el elemento fantástico que con la literatura castellana y su realismo. Y creo que la razón es que mis referentes culturales están más próximos a los suyos que los de otras personas que hablan la misma lengua yo y que comparten la misma historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: