Feliz Lupercalia


No olvidéis sacrificar un par de cabras o, al menos, poneros ciegos a chuletillas en homenaje al fauno Luperco (ya, cualquier excusa es buena, pero los viejos dioses lo agradecen), por aquello de la salud, la fertilidad y lo de protegeros de los ataques de los lobos.

La foto se la dedico a los que prefieren la celebración en versión moderna y cristianizada (o algo así).

 

 G

Anuncios

12 Responses to Feliz Lupercalia

  1. Pocojuntas dice:

    ¡¡¡Eso, eso!!!

    Me pondré a correr delante de tíos en bolas (los tíos, no yo) (que vayan en bolas, me refiero, no lo de correr)(aunque bien pensado, y en mi caso, correr, lo que se dice correr…) para que me arreen latigazos con las pieles desolladas de perros negros… (o algo así era el ritual)

    MMMMmmm…

    … De todas maneras, siempre es preferible a cualquiera de las cursiladas que se proponen este día.

    Buah, me quedo con el cochinillo, que ese, bien asadito, sí que me enamora :mrgreen:

  2. gillesdelacroix dice:

    ¡Por Horus! ¡Por la Cruzada! ¡Matar por los vivos, matar por los muertos!

    ¡Lupercal! ¡Lupercal!

  3. gorinkai dice:

    Vuestra falta de cultura clásica me resulta molesta. 😕

    Las lupercales eran ritos de fertilidad. De fertilidad. ¿Recordáis cómo se celebran, u os lo deletreo?

    Por Lug, qué ideas más violentas tiene esta gente. Uno aquí proponiendo cosas bonitas, pacíficas e inofensivas (excepto para los cabritos, pero irán a los verdes pastos del Valhalla ovino con su misión en la vida realizada, así que todo en orden), y se ponen a pensar en… en… 🙄

    *suspiro*

    (Pero, bueno, si Pocojú quiere que le dé latigazos, pues se hace un esfuerzo…) 😛

  4. gillesdelacroix dice:

    Yo la fertilidad no la celebro, que no es plan de llamar al mal tiempo.

    Y mi grito de guerra era una referencia warhammera. Horus, Señor de la Guerra y Primarca de la Legión de los Lobos Lunares (no confundir con Lobos Espaciales, esos son otros y molan más) es llamado Lupercal, en plan título honorífico. La mitología de esa legión está llena de referencias de ese estilo.

    Que sé que no te mola (nadie es perfecto), pero la serie de La Herejía de Horus es tan buena que se sale del medidor de calidad medio de una franquicia.

  5. Pixie dice:

    Bueh, copio a continuación un fragmento de una escritora pagana, conocida entre otras cosas por sus investigaciones sobre los orígenes paganos de ciertas fiestas “recicladas” de la actualidad:

    “Festival de Lupercalia (hoy San Valentín).
    Lupercalia era el festival del “calor” natural; la apetencia sexual que impregna toda la naturaleza, especialmente a los lobos (Lupercalia = fiesta de los lobos). La loba era un animal sagrado que simbolizaba la capacidad de engendrar y criar de la Madre Naturaleza. Así era el día de San Valentín original: la gente celebraba su sexualidad.

    La costumbre de celebrar el día de San Valentín tiene su origen en Roma, cuando las doncellas escribían su nombre en trozos de papel, los ponían en una caja, los mezclaban y los ofrecían a los chicos para que eligieran uno con el nombre de la que sería su compañera. Las jóvenes parejas pasaban el día juntas y sólo la Diosa sabía qué consecuencias podía tener: romances, matrimonios o simplemente un día para recordar.”

    (Zsuzsanna Budapest, “Cada día es una fiesta”)

    En otras fuentes paganas he leído que, evidentemente, con la cristianización de Roma, la costumbre se prohibió, pero los “papelitos” (término simplista: léase trozos de pergamino, tablitas o similares) resurgieron, más adelante, en forma de cartitas o tarjetas (se han encontrado algunas de la Inglaterra del 1500), se llenaron de frases cursis y lacitos, y tras un período de decadencia, resurgió con fuerza en la Inglaterra victoriana, pero reconvertida. Una reconversión edulcorada de la celebración inicial, en la que además se comía cabrito, por ser el manjar preferido de los lobos.

    Así que a mí es una fiesta que no me da ninguna grima, jeje. ¡A la salud de Pan!

  6. gorinkai dice:

    Estos quería yo que metieran baza, paganos viejos como la Pixie. 😀

    (Si ejque no puede ser que uno hable del culto a Pan y le salgan mentando guarjaamers… ¿Qué diantres le pasa a esta generación? 🙄 )

  7. Menos mal que vives en un medio urbano y no hay muchas cabras que lean tu blog, que si no los cabritos del pueblo ya te habían hinchado a cornadas por dar ideas 😉

  8. gorinkai dice:

    Más cornás da el hambre. El que quiera chuletillas que se moje el culo. Las cabras son mías y me las f*ll* como quiera. Et caetera.

    (Qué práctico es el refranero. 😛 )

  9. gillesdelacroix dice:

    Di que sí, que semos una generación echada a perder.

    Fue inventarse el fuego y empezar a ir todo cuesta abajo…

    :mrgreen:

  10. gorinkai dice:

    Yo no lo habría expresado mejor. :mrgreen:

  11. Pocojuntas dice:

    Oye, de verdad, que no es por ponerme pesada, pero en las Lupercales, al menos hasta tiempos de la República, se hacía lo que he comentado: sarificaban un perro negro y varias cabras, y los jóvenes corrían desnudos, tapados con la piel ensangrentada de la cabra sacrificada, y se dedicaban a dar latigazos, con un látigo hecho con el pellejo del pobrecico perro. Se suponía que las mujeres con dificultad para concebir que recibían latigazos ese día, se quedaban embarazadas.

    Lo del papelito (pergamino, tablilla o lo que se quiera decir) me suena más bien a la época de Calígula (eso eran fiestas, sí señor), o del Imperio tardío. No sé. Ya lo preguntaré por ahí, a ver qué me cuentan.

    Y sí, me sigue molando más lo de los latigazos :mrgreen:

  12. gorinkai dice:

    Ni te pones pesada ni desbarras. Y eran dos cabras y un perro, pero yo la celebro como me parece (en realidad, opté por el “plan B”, que no sacrificas nada pero es infinitamente más divertido :mrgreen: ), y al que se le ocurra ponerle la mano encima a un perrillo lo desguazo usando el método azteca, por estas.

    Pero aunque tienes razón en lo que cuentas, y la Pixie también (en la parte que escribe con sus propias palabras; lo que cita de la tal Susz.. Zsuz.. Susanita, copón de nombrecico, me parece ligeramente edulcorado. Un día hablaremos de la costumbre de ciertos neopaganos de contar las cosas en plan “to lo antiguo es bueno y civilizado y chachi”, olvidando en su exquisita sensibilidad que solía correr bastante sangre), hablamos de una fiesta antigua y extendida, con variaciones de método según el lugar, la época y la moda del momento. Para empezar, aunque haya usado el término romano (más conocido y asentado), lo cierto es que no lo inventaron ellos (aquí también patina la Susanita), ya que la Lupercalia (donde se adora a Fauno Luperco) es un mimetismo de la más antigua Lycaea griega (donde se adora a Pan, y ya nos vamos acercando más a los orígenes). La fiesta es definitivamente prerromana, aunque hayan sido estos los que la desarrollaran en mayor grado (no es ajeno al detalle el hecho de la importancia de cierta loba en su mitología, el affaire Rómulo&Remo y demás…).

    Y sigue pareciéndome bien que te guste el látigo; si disfrutas, no osaría jamás criticar tus perversiones… :mrgreen:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: